Papi sigue pagando

La absolución por prescripción en el caso Mills ha sumido en un extraño silencio a Silvio Berlusconi. El Cavaliere ha reducido el número de apariciones públicas al máximo y últimamente todas sus declaraciones han girado en torno a la trayectoria deportiva del Milán. El sábado, eso sí, tuvo tiempo para hacer una interpretación clásica del motivo de la dimisión de Umberto Bossi.

“Es un golpe directo al corazón. Estoy profundamente dolido. Nada será como antes, todo cambiará. Contra Umberto y la Liga se ha puesto en marcha una operación político-judicial.

Ha terminado también él en la trituradora de la Justicia, pero detrás de todo esto hay un fin político. Es una película que conozco de sobra. Después de mi, le toca a él. Justo a un mes de las elecciones locales”.

Un Berlusconi mudo era lo que menos nos podíamos esperar teniendo en cuenta cómo le están yendo las cosas a Monti. Ha debido pensar que era mejor estar callados y dejar que el profesor se descalifique solo con su proyecto de ley para la reforma laboral -aún no aprobado- y los pequeños conatos de incidente diplomático con España por sus comentarios sobre la salud de nuestra economía.

Pero hay ciertas costumbres que Berlusconi no ha perdido. Il Corriere della Sera publica hoy que el Cavaliere ha seguido pagando grandes sumas de dinero a Nicole Minetti y las gemelas Inma y Eleonora De Vivo. La primera, si no os acordáis de ella, es consejera regional del Pueblo de la Libertad en Lombardía, exhigienista dental de Berlusconi y exbailarina de varios programas de Mediaset.

Además de esto, está imputada en el caso Ruby por inducción a la prostitución porque, según los fiscales, se encargaba junto a Lele Mora y Emilio Fede de reclutar a las jóvenes que asistían a las fiestas bunga bunga de la mansión en Arcore.

Inma y Eleonora son dos testigos clave del caso Ruby ya que participan en las fiestas elegantes de Papi Silvio desde tiempos inmemoriales.

Según los datos que ha proporcionado la Unidad de Información Financiera del Banco de Italia a la Fiscalía de Milán, Berlusconi hizo varias transferencias por un valor total de 127.000 euros a las tres jóvenes entre octubre y julio de 2011, cuando el juicio ya estaba en marcha.

En un comunicado, el abogado del Cavaliere, Niccolò Ghedini, ha explicado así la información sobre las transferencias.

“En relación con la información publicada hoy por el Corriere della Sera queremos dejar claro que se trata de sumas de dinero claramente efectuadas mediante transferencias bancarias, totalmente trazables, desde una cuenta personal del Presidente Berlusconi.

La relación entre las transferencias y que las beneficiarias sean testigos del proceso conocido como Ruby es absolutamente espuria y no tiene ningún fundamento.

Por otra parte, es normal y no hay ningún problema si existen relaciones económicas entre personas investigadas, imputadas o testigos de un proceso. Solo hay que pensar en el caso de que el dueño de una empresa citara a declarar como testigos a algunos de sus trabajadores o familiares.

En realidad, el presidente Berlusconi con la generosidad que le caracteriza ha decidido ayudar, en total transparencia a unas personas que, por culpa del embrollo mediático creado sobre la base de un proceso inexistente, están pasando por un momento de dificultad familiar, profesional y económica.

No tiene nada de malo mientras esos testigos -en este caso no son ni familia ni trabajadoras reconocidas- no falsifiquen sus testimonios en favor de la persona que les paga. Eso hizo David Mills y fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por haber aceptado los sobornos de Berlusconi para testificar a su favor en dos juicios. El abogado británico no los cumplió porque el delito había prescrito.

Justo lo que le pasó a Berlusconi en su juicio como sobornador. Quién sabe si con el caso Ruby pasará exactamente igual.

Conversaciones de taberna

No contento con el dinero que le va a costar a la Rai la maratón de telediarios del viernes, anoche Berlusconi se pasó por el bar de su amigo Bruno Vespa. La escena me recordó a la bodega de Agapito, en mi pueblo, después de un día de caza. Con unas cuantas perdices atadas al cinturón y los galgos por allí rondando, los cazadores arreglan el mundo entre tragos de la bota de vino y trozos de queso.

Al plató de Vespa le falta eso, una bota de vino. O quizá una mesa de madera, un mantel de papel, unas fichas de dominó y una copa de anís. Así las conversaciones estarían rodeadas del ambiente adecuado. Berlusconi, más que de cazador, iba de alcalde. O de terrateniente. Habló de mozas, de rojos y de las habladurías y conspiraciones contra él. Lo típico, diréis. Desgraciadamente sí.

———-

De las mozas

– B: Hice una llamada a un funcionario de la comisaría para obtener una información y me acusan de abuso de poder y el Parlamento discute de esto.

– V: Pero cómo se le ocurre llamar a usted, el presidente del Consejo, a un funcionario. ¿No podía hacer que llamara el jefe de la Policía, Bonaiuti, mi tío…?

– B: Ahora llamaré al nuevo Gobierno de Egipto para decirles que se están tratando a Mubarak de manera indecente y pediré la excarcelación de Mubarak asumiendo que es el tío* de Ruby […] Yo soy una persona que ayuda a las personas en peligro, lo habría hecho incluso por Rosy Bindi.

* De Ruby se hablaba en Italia como la nipote de Mubarak. Nipote es un término que se aplica tanto a sobrinos como a nietos y dada la edad de Ruby y la de Mubarak, todos los periodistas españoles optamos por traducirlo como nieta. Como la relación de parentesco no existe, creo que la historia no cambia mucho.

————-

De los rojos

– B: El señor De Magistris no tiene ninguna experiencia. Donde hizo el magistrado fue censurado, se le quitó la fución de fiscal, le cambiaron de sede… Es un incapaz total, un demagogo, uno que es guapo y que igual le gusta a las mujeres, sabe cómo exhibirse, pero no tiene ninguna sustancia […] Creo que no hay una persona con la cabeza sobre los hombros que pueda votar al señor De Magistris, si uno le vota que vaya a su casa, se mire al espejo y diga: soy un hombre o una mujer sin cerebro.

——————–

De las habladurías y los jueces

– V: Es cierto que hay muchos programas que no le quieren y lo demuestran todos los días, pero digamos que cinco telediarios están con usted. A propósito de esto, sobre esta fantástica ronda en los cinco telediarios, ¿es verdad que usted quería hacer sólo dos pero que los directores se peleaban? Eso ha sido un error suyo, presidente.

– B: No, en todo caso ha sido una cortesía por mi parte.

– V: Ha salido cara la cortesía, ¿no?

– B: Veámos, el señor Veltroni dice que es gravísimo que el líder del centroderecha no haga declaraciones a cinco días de las elecciones. Zaccharia, exdirector de la Rai, lo mismo. Hablo con Paolo Bonaiuti, que es mi jefe de prensa, y le digo que no me ha buscado ninguna entrevista y que yo, como siempre, estoy dispuesto a hablar con los periodistas. Habla con el director del Tg1 y quedamos en que mandan a un periodista a las cuatro. La noticia del Tg1 circula y el Tg5 llama inmediatamente. El director estaba furioso y habla con Bonaiuti diciéndole que cómo le damos una entrevista al Tg1 y no a ellos, que si son los parientes pobres. Y yo digo: lo hacemos mañana. Me responde: No. Parecía que estuviera pasando algo terrible.  Después de ellos nos han pedido otras seis entrevistas más […] Ninguno aceptaba que un telediario sacara una entrevista con el presidente Berlusconi antes que el otro y luego dicen que la culpa es mía.

– V: Sí, pero ahora hay que pagar una multa de 258.000 euros [son 358.000. 258.000 el Tg1 y 100.000 El Tg2, ambos de la Rai]

– B: No, yo ceo que no la pagaréis porque la decisión de la Agcom es una locura. Hay un sistema absurdo que se llama par conditio por la que un partido que tiene el 1% tiene que tener durante la campaña electoral los mismos minutos en televisión que otro que tiene el 30%. Esto no pasa en ninguna otra democracia en el mundo.

– V: Eso se aplica a otro tipo de transmisiones. La multa es porque dicen que usted estaba haciendo campaña en los telediarios.

– B: […] Lo que ha pasado es que la Agcom llevó la decisión a una comisión en la que hay tres miembros de la izquierda y uno de la derecha. ¿Cómo puede haber justicia en una comisión donde hay una impar conditio? Esto pasa también con otras entidades importantes que deberían ser de garantía en nuestro país, pero que en realidad son órganos desequilibrados políticamente, que se convierten en órganos políticos y que imponen la ley del más fuerte dependiendo si juzgan a un amigo o a un enemigo político.

————-

¿Cómo terminará todo esto? El domingo y el lunes se celebra la segunda vuelta de las elecciones municipales en Milán y Nápoles. Si Berlusconi pierde Milán se lo comerá Bossi, la oposición o su propio partido. Si gana, esto no terminará nunca.

Los 21 procesos de Il Cavaliere

El lunes, antes de acudir a la vista preliminar por el caso Mediatrade, en el que está imputado por evasión fiscal y apropiación indebida, Silvio Berlusconi habló en el programa Mattino 5, dirigido por su amiguísimo Belpietro. Il Cavaliere dijo aquello de “soy el hombre más imputado del universo y de la historia. He tenido 30 procesos, 2.265 audiencias y 1.000 fiscales se han ocupado de mi”.

Es normal que pierda la cuenta, pero ya está Marco Travaglio para recordárselo. El subdirector de Il Fatto Quotidiano repasó ayer en Annozero todos los procesos judiciales que ha habido contra Berlusconi. Son 21. Desde 1983, acusado de tráfico de drogas, hasta 2011, imputado por prostitución de menores y abuso de poder.

 

Según Travaglio, en Italia los magistrados penales son menos de 6.000 repartidos por todo el país. Berlusconi ha sido procesado en Milán, Roma, Nápoles y Palermo, así que se antoja difícil que un magistrado de cada seis se haya ocupado de él.

Berlusconi tampoco es la persona más procesada de la historia de Italia, tres de los fiscales que dice que le persiguen tienen a sus espaldas más procesos que él. Entre ellos está precisamente Antonio di Pietro, uno de sus archienemigos, con 36. Según Travaglio,  han terminado todos en absoluciones o archivaciones.

Y aunque le haría ilusión, Il Cavaliere no es ni mucho menos el primer ministro italiano más veces imputado. Giulio Andreotti le gana con 27.

Los 21 procesos de Berlusconi se reparten así:

  • 8 prescritos, abolidos o anulados (por cambios de leyes en el momento oportuno)

Osama bin Silvio

Ha pasado más de un mes desde mi último post, pero Il Cavaliere no da un respiro y es difícil seguirle la pista al blog. Voy a tratar de hacer un resumen con titulares que van desde el corte de manga de Libero y la compra de diputados hasta hoy.

El Constitucional tira el escudo jurídico de Berlusconi (13/1/2011)

Berlusconi, investigado por prostitución de menores (14/1/2011)

La fiscalía tiene pruebas de que Berlusconi pagaba a las jóvenes (15/1/2011)

Berlusconi trata de defenderse diciendo que tiene novia (17/1/2011)

Iglesia y oposición piden a Berlusconi que dimita (18/1/2011)

La libido de Il Cavaliere hunde su imagen pública (19/1/2011)

El Vaticano pide más moralidad a Berlusconi (20/1/2011)

El número de teléfono de Berlusconi acaba en Internet (21/1/2011)

Bien, ahora os explico. Hace diez días la Corte Constitucional se pronunció sobre el Legítimo impedimento. Esto es la ley que permitía a Berlusconi ausentarse de los tres juicios que tiene pendientes por evasión de impuestos, soborno, y blanqueo de capitales, (Mills, Mediatrade, Mediaset) hasta conseguir su prescripción, por el simple hecho de ser primer ministro y estar ocupado en las labores del Estado.

El Constitucional tenía que pronunciarse justo después de la moción de censura, pero ante el clima social y político que se había creado, decidió retrasarlo hasta enero para no interferir. Es posible que si no hubiera esperado ahora no estaríamos hablando de todo lo que ha pasado esta semana, porque ello habría adelantado o la dimisión del premier, o las elecciones. Pero no lo hicieron, y vinieron los reyes magos (aquí la befana) y le quitaron la inmunidad.

Karima el Mahgroug, Ruby 'Robacorazones', la nieta de Mubarak. AFPAl día siguiente, la fiscalía de Milán anunció que llevaba desde el 21 de diciembre investigando a Berlusconi por prostitución de menores y abuso de poder. ¿Cómo es posible? ¿Os acordáis de “Cuando el problema no es irse de putas“?

Sí. Ruby, la chica marroquí que Berlusconi liberó de una comisaría en mayo del año pasado porque tiene “un gran corazón” y porque “es mejor ser un apasionado de las mujeres guapas que ser gay“. Pues la fiscalía investigó la manera tan curiosa en que fue liberada la chica, aquello de la nieta de Mubarak y el encontronazo diplomático, y sobre todo, empezó a investigar a la propia Ruby y a Nicole Minetti.

Los magistrados de Milán se encontraron con una cosa que no estaban buscando. Si andaban detrás de algo era de un posible delito de abuso de poder del primer ministro. Debieron de pensar que era el típico movimiento absurdo y despótico de Berlusconi, pero aunque fuera Berlusconi, tenía que ser denunciado. Claro, se encontraron con que el abuso de poder o la concusión, lo hizo para ocultar algo mucho más grande. Algo que todos imaginábamos porque habíamos visto vídeos y fotos y sabemos cómo se comporta el señor. Berlusconi mandó liberar a Ruby para esconder que mantenía relaciones sexuales con ella. Y no sólo con ella, porque Ruby era una más del harén de Il Cavaliere que Minetti, Lele Mora y Emilio Fede le proporcionaban.

Mis conclusiones vienen de leer el informe de 389 páginas que la fiscalía de Milán envió al Parlamento el pasado lunes. Lo envió al Parlamento para que una comisión de 21 diputados decidiera si le daba permiso para registrar las oficinas de Giuseppe Spinelli, el contable de Berlusconi que realizaba parte de los pagos a las prostitutas. Lo leí, porque el martes por la tarde acabó colgado en Internet íntegro por la web Dagospia, una especie de WikiLeaks de barrio.

Como llevo toda la semana inmerso en el mundo pornográfico de Berlusconi me voy a ahorrar reproducir los episodios de casquería (si queréis aproximaros al harén podéis echar un vistazo a estos enlaces: 1, 2, 3 y 4). De la investigación de la fiscalía se desprende que Ruby pidió 5 millones de euros a Berlusconi a cambio de estar calladita y que éste, según la chica, aceptó. Digo según la chica porque esta es la parte en la que más tendrán que trabajar los fiscales. Es de suponer que si se han dedicado a registrar las llamadas telefónicas de más de una veintena de personas también lo habrán hecho con Berlusconi, porque si no, me temo que la trama se les cae abajo. En el informe no constan, supongo, por tratarse del primer ministro.

También se demuestra que Berlusconi hace fiestas con prostitutas en casa y que al final de la noche elige a una o varias y a las demás las obsequia con regalos (Esto es pecado pero no es delito en Italia). Sí lo es que Minetti, Mora y Fede lleven a las chicas a la mansión de Arcore, se llama inducción a la prostitución, y por eso también están siendo investigados.

Asimismo, queda bastante claro que Spinelli pagaba a las jóvenes y a algunas las obsequiaba con apartamentos en Milano Due, el primer pelotazo de Berlusconi y sobre el que hay muchísima literatura. Berlusconi decidió descender a los altares de la política porque la policía andaba detrás del complejo. Digamos que la Cosa Nostra le había prometido protegerlo a cambio de ciertas contribuciones económicas y un poco de vista gorda cuando llegara al poder. Lo último que se sabe del caso es que Marcello Dell’Utri fue acusado en noviembre de ejercer de mediador entre mafia y Cavaliere en los primeros años del imprenditore. Como el que pagaba el impuesto revolucionario era Dell’Utri, pues Berlusconi está limpio. (Esta semana un arrepentido de la mafia acusó a Berlusconi de estar detrás de los atentados del 93 en Florencia. También dijo que un año después, en Sicilia, todos, se supone el clan, estaban obligados a votarle porque había prometido eliminar el artículo 41 bis de la ley. Es un artículo que habla de cómo se comportarán los encargados de prisiones en el caso de motín. Pero la semana iba de tetas así que poco o nada se dijo)

A partir de aquí las cosas se le han ido de las manos a todo el mundo. Durante una entrevista a Nadia Macrì, prostituta de lujo reconocida y presunta asistente a las serate de Arcore, apareció en el programa de Michele Santoro, Annozero, en Rai 2. En un momento de la entrevista el periosdista Sandro Ruotolo dejó ver parte del número de teléfono de Il Cavaliere, que Macrì tenía apuntado en una libreta. Claro, con el informe de la fiscalía repleto de registros de llamadas faltó tiempo para que, juntando los primeros números que dejó al aire Ruotolo, con las últimas cifras de los papeles remitidos al Parlamento, comenzara a circular por Internet el número de móvil personal de Berlusconi.

Personalmente creo que es una cagada de Santoro muy grande y que le van a cerrar el programa por ello. El Parlamento tiene mucho poder de decisión sobre la continuidad o no de los programas de la televisión pública gracias a otra de esas leyes de el premier. Y Daniela Santanchè, la Sarah Palin italiana (que una vez dijo que no aconsejaba a las mujeres votar a Berlusconi porque éste sólo las ve “en posición horizontal, y hoy es su más ferviente defensora), estaba en el plató y avisó a Santoro de que las cosas no se iban a quedar así. Mientras Annozero lucha por sobrevivir hoy ha llegado el contraataque de la prensa de Berlusconi. El diario Libero saca en portada el número de Santoro. Me voy a limitar a poner el enlace a la página porque no quiero contribuir a otra ida de olla más, propia de una república bananera.

Volvamos al principio. La fiscalía citó a declarar a Berlusconi cualquier día entre el 22 y el 24 de enero. Fueron así de considerados para que Il Cavaliere no pudiera decir que estaba ocupado. Además iniciaron los trámites para juzgarlo por la vía rápida. Si no hay recurso, el juicio sería a mediados de febrero, pero teniendo en cuenta cómo trabajan los abogados de Berlusconi, la cosa va para largo. Ayer los defensores legales de Berlusconi dijeron que no va a declarar. La coartada que utilizan es que Arcore está en el municipio de Monza y no en el de Milán, por lo que la fiscalía milanesa no sería competente para llevar el caso. Los magistrados dicen que el delito más grave aquí es el de concusión y que eso tuvo lugar en Milán, en la comisaría.

¿Cómo acabará todo? Creo que con elecciones. Berlusconi no va a dimitir nunca y como en su partido no hay una sola voz discordante que pueda iniciar una revuelta para echarlo, se volverá al Parlamento. Y si no ha conseguido comprar a los diputados suficientes para tener una mayoría estable, entonces no habrá más que rascar.  ¿Cuándo? La primera semana de febrero se vota el Federalismo Fiscal, una reforma de los ayuntamientos propuesta por la Lega Norte que analizaremos otro día, pero que es el requisito indispensable para que Umberto Bossi siga siendo el único aliado de Il Cavaliere.

¿Y el titular? No es mío, es de Il Fatto Quotidiano, pero representa a la perfección el día a día de Il Cavaliere desde que empezara el año. Ha reducido sus comparecencias a mandar videomensajes caseros en montañas lejanas para atacar a los jueces, a la prensa y a la oposición. Su yihad particular va contra la magistratura. Es normal, porque el Al-Andalus de Berlusconi se ha resquebrajado y tiene que recuperarlo a toda costa. En Italia hoy sólo falta la mujer barbuda para cerrar el circo.