Entradas etiquetadas como mensajes

Mensajes cortos

¿Hablábamos de Irak?

La gente anda un poco perdida estos días  con las elecciones. Lo que parecía un camino de rosas para los Conservadores de David Cameron se ha convertido en una emboscada a lo Basora en la que ya no sabe por dónde les caen los golpes.

Algunas veces vienen de un Lord que tiene su dinero en un paraíso fiscal, y otras, como ayer, de una nueva encuesta. Si Gordon Brown hubiera sabido de antemano lo que iba a pasar después de que todo el mundo le acuse de acoso laboral, seguro que habría filtrado él mismo a la prensa lo que pasa en Number 10.

Y si todo sigue igual, lo que dice el mensaje también se puede aplicar al Reino Unido. Es normal que la gente se líe, si hasta el discurso de Tony Blair  en su comparecencia ante la Comisión que investiga los motivos que llevaron al país a invadir Irak se centró en… Irán.

Conductores, trenes y trastornos

Hay tensión en la red de transporte estos días (si es que algun día no es fiesta). Chris se pregunta si los conductores de autobús son así de gruñones sólo en su línea o si es una regla general. Creo que lo es. Algo general. Menos los del servicio nocturno. Aunque esto necesita una segunda opinión, porque no sé si es que yo voy contento los fines de semana cuando vuelvo a casa de madrugada o si ellos están tan contentos como parecen. Si lo estuvieran por los mismos motivos que yo, me preocuparía.

Cuando acaban la jornada, algunos parecen no querer saber nada del resto de los mortales. Y por eso tienen tentaciones como las del segundo mensaje. Ir sentados en el techo del tren para no tener que escuchar a nadie, por peligroso que resulte.

A otros les da por pasearse de un lado a otro en los vagones del metro. No se sabe si es por un trastorno obsesivo-compulsivo, o si están repitiendo las caminatas que entre ruta y ruta se meten para recoger periódicos, latas, huesos de pollo o cáscaras de plátano que los viajeros les dejan amablemente en los asientos.

Para leer no tienen tiempo. Eso sólo lo debe hacer Heather. Y seguro que ella no es conductora de autobús.

Anuncios

, , , , , , ,

Deja un comentario

Mensajes cortos

Violencia en el tren y buenas maneras

Hay días que vas en el metro o en el tren y la persona que tienes sentada a tu lado lleva la música a todo trapo en el Ipod. Hasta el punto de que puedes adivinar qué canción está escuchando. Y habrá días en que te siente bien, te siente mal o no te importe nada.

En los transportes públicos de Londres está prohibido, por ejemplo, escuchar la música en el teléfono móvil sin auriculares. Pero de ordenadores no se dice nada al respecto. Lo que sí queda claro es que la violencia en el tren está prohibida. Por mucho que tu compañero de viaje se ponga a ver el último episodio de Lost  y se vaya enterando todo el vagón.

Ahora que lo pienso, quizá este tal Dave no lo había visto y por eso se cabreó hasta el punto de pensar todas esas “unmentionable things” que le haría al portátil del agredido mentalmente. Pero Dave podría ser perfectamente uno de los miles que se van comiendo una ración inmensa de pollo frito en el tren después del trabajo, sin  contar con que el olor está asqueando al resto del vagón. Y presumiblemente mientras él pensaba en hacer añicos el ordenador de su acompañante, otra persona estaba pensando en coger los huesos del pollo y hacer “unmentionable things” con ellos.

Amor en las escaleras

Morena con chaqueta color crema busca a príncipe azul en las escaleras mecánicas del metro. Él bajaba, ella subía. Compartieron más que una sonrisa.

Es curioso, pero no estamos en primavera y la gente ya tiene las hormonas revolucionadas ¿Qué más aparte de una sonrisa se puede compartir en la estación de Oxford Circus a las 11.45 horas de la  mañana? Esas cosas se notan, diréis.

Lo que notó ella es que una persona le sonreía, algo muy extraño en el metro de Londres. Quizá por eso se quedó prendada y ahora está como loca buscándolo. Puede que él se riera de las “unmentionable things” que estaba pensando hacer con la escalera mecánica y en esas se cruzaron las miradas.

No obstante, estos mensajes son graciosos. Una costumbre que se ha perdido con el entierro del London Paper, que dedicaba toda una sección del periódico a  personas que, como ellos, se sonreían por toda la red de transportes de Londres.

—–

Ambos mensajes fueron publicados en la edición de ayer, 2 de marzo de 2010, en el Evening Standard.

, , , , ,

1 comentario

Mensajes cortos

McChrystal fue uno de los artífices que provocó que Obama enviará otros 30.000 soldados a Afganistán. En septiembre del año pasado, elaboró un informe para la Casa Blanca sobre el conflicto tras hacerse cargo de las tropas de la ISAF. El panorama era desolador y una de las frases que se filtró a la prensa daba qué pensar: “Estamos más pendientes de defendernos a nosotros mismos que de defender a los afganos”.

Los refuerzos han llegado, han pasado seis meses desde aquella declaración y la vida sigue igual en Afganistán. Ayer, un informe de la ONU cifraba en 2.549 los civiles muertos por la guerra en 2009. El 25%, es decir 637 personas, murieron por las balas o bombas extranjeras. 153 eran niños. Habrá que explicarle a los afganos el concepto de ‘fuego amigo’ o ‘daños colaterales’ para que dejen de desconfiar.

—-

Mensaje en el Evening Standard del 24 de febrero de 2010

, ,

Deja un comentario

Mensajes cortos

Los periodicos gratuitos están llenos de mensajes curiosos. En éste del diario Metro, Luke, de West Yorkshire, tiene razón. Lo que me llama la atención es que esto no pasa sólo en los autobuses de Londres. Aquí, normalmente, el único calor que tienes en invierno en un autobús es el humano.

Pero en verano, debe ser para adaptar el cuerpo de los viajeros a los 40 grados que hay en el metro, los conductores ponen la calefacción a tope. Así que se vive en un constante golpe de calor.

, ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: