Entradas etiquetadas como encuestas

Nick Clegg, el hombre del momento

El próximo jueves se sabrá si el salto a la fama del líder de los Liberal Demócratas británicos, Nick Clegg, ha sido un espejismo o no. Hace menos de una semana, Clegg era tan sólo un desconocido para la opinión pública. Algunos incluso pensaban que su partido defendía las mismas ideas que el British National Party. Desde el primer debate electoral, Clegg ha ganado en proyección pública. Habrá que ver si es capaz de aguantar las consecuencias de ello.

El juego de Clegg quedó bien claro en el primer cara a cara televisado de la historia en el Reino Unido. No fue otro que presentarse como una alternativa poniendo en evidencia las carencias de los dos grandes y viejos partidos. Digamos que la estrategia es ésta: No me conocéis, pero sabéis de lo que conservadores y laboristas son capaces. Sabéis que ninguno de los dos os satisface al completo. Estáis convencidos de que ninguno cambiará. Dadme una oportunidad.

Y va camino de conseguirla. En menos de una semana, Clegg se ha convertido en un serio peligro para David Cameron y Gordon Brown. En el primer debate, ambos le trataron con condescedencia pensando que era un posible socio de Gobierno más que un competidor. Las encuestas del fin de semana le han llegado a dar el mayor número de votos. Con el actual sistema electoral británico, eso no le otorgaría más diputados, pero sí es un aviso a navegantes.

Tras la condescendencia y el ascenso de Clegg como el político del momento, tanto Brown como Cameron han pasado al ataque. Ninguno está dispuesto a que un desconocido les fastidie la fiesta. Así que ambos se han desviado de la habitual hoja de ruta, que no es otra que insultarse, desmentirse y ridiculizarse, para tratar de restarle importancia a Clegg. Que si la política económica de los liberales es pésima, que si votar a Clegg es votar a Brown, que si los delitos aumentarían con Clegg, etc.

No sabría decir que es peor para ellos. De ser nadie ha pasado a ser un candidato a seguir. Tras el debate, los constantes ataques de conservadores y laboristas le han mantenido en primera plana toda la semana. Y además, es posible que esa reacción sea vista por los votantes como una excusa más para utilizar el voto de castigo y echar una mano a Clegg.

La previsión es que por mucho que ahora parezca que los Liberal Demócratas van a conquistar el mundo, el día de las elecciones pasará lo de siempre: que laboristas y tories se repartirán el pastel.

Aún así ni Cameron ni Brown están como para confiarse. Los analistas no andan finos. Antes del primer debate se presuponía que Clegg iba a conseguir tener mayor visibilidad y podría rozar el 22% de los votos. Ahora las encuestas les dan casi un 30%. La posibilidad de que haya un Gobierno de coalición en la próxima legislatura es ahora más factible que nunca.

Por afinidad política, lo más normal es que laboristas y liberales lleguen a un pacto por mucho que ambos partidos se empeñen en desmentirlo ahora. Pero lo gracioso es que con los últimos sondeos, Clegg acabaría de primer ministro y Brown terminaría reducido a cenizas -no volcánicas- . Algo que los laboristas llevan soñando desde hace tiempo.

Las encuestas de hoy (vía The Guardian):

The Sun (YouGov)

Conservadores: 33% (un punto más que ayer)
Liberal Demócratas: 31% (bajan dos puntos)
Laboristas: 27% (sube uno)

ITV y The Independent (ComRes)

Conservadores: 32% (un punto más que ayer)
Liberal Demócratas: 28% (baja uno)
Laboristas: 28% (sube uno)

The Daily Express (Opinium)

Conservadores: 32% (Baja siete puntos en una semana)
Liberal Demócratas: 29% (suben 12 puntos)
Laboristas: 26% (bajan 5)

————————————————————

*La imagen viene de aquí. Hay otras, más curiosas.

Más sobre Clegg:

Nick Clegg hailed as ‘Russian aristocrat’

Nick Clegg – the British Obama?

Who’s posher: Clegg or Cameron?

Anuncios

, , , , , , , , , , ,

1 comentario

Los ‘tories’ no consiguen rematar a Brown

Hace un año parecía que estaba hecho. Pero a menos de mes y medio para las elecciones generales en Reino Unido, a los conservadores de David Cameron no les salen las cuentas para acabar con 13 años de gobiernos laboristas. La diferencia entre ambos partidos se ha ajustado tanto según las últimas previsiones, que el empate parece inevitable.

Lo más negro para el Partido Conservador es que, dándose esta situación, el primer ministro, Gordon Brown, tiene muchas posibilidades de permanecer en el poder. Ya sea con un gobierno en minoría o de coalición con los Liberal Demócratas.

La clave para romper las diferencias está en las circunscripciones marginales. En ellas, un incremento mínimo de los votos a favor de uno u otro partido, puede traducirse en una victoria global. El sistema electoral en Reino Unido es tan particular que permite gobernar no al partido que más votos obtiene, sino el que más diputados consigue en las 650 circunscripciones del país.

Seguir leyendo en Público.es

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Los gritos funcionan para Brown

Después de la encuesta de este domingo del Sunday Times queda probado que Gordon Brown tiene más vidas que un gato. Los laboristas se colocan a dos puntos de los conservadores en el análisis preparado por YouGov para el periódico. Traducido en votos ganarían las elecciones del 6 de mayo y podrían gobernar en minoría buscando apoyos puntuales en otros partidos. Es curioso, pero el primer ministro, al que llevan acusando toda la semana de atemorizar a sus empleados, ha vuelto a remontar el vuelo y coloca a su partido en una posición parecida a cuando sucedió a Tony Blair. Los laboristas no estaban tan bien en una encuesta desde hace dos años y medio.

La única explicación que me entra en la cabeza es que los británicos se han dado cuenta, tras los últimos acontecimientos, de que Brown no es tan corderito como parece y que igual lleva un líder dentro. Al fin y al cabo, las excentricidades, los desmanes y la mala leche están incluídas en la lista de cosas que conforman a los mitos políticos. Brown está lejos de ser uno, pero si consigue ganar las elecciones, entrará en la historia del laborismo como el hombre que resurgió de sus propias cenizas.

Para ver cómo está la cosa sólo hay que fijarse en que una encuesta del mismo periódico dejaba a los laboristas seis puntos por detrás hace sólo una semana. Los resultados van cambiando de un día para otro y parece imposible hacer una previsión de cómo estarán ambos partidos la semana que viene. El presidente de YouGov, Peter Kernell, dijo al periódico:

“I am confident the Tory lead is down this weekend but I can’t promise whether the latest movement will be sustained, increased or reversed in the days ahead. One of the reasons for doing daily polls is to monitor these fluctuations”

Entre las cosas que han podido aumentar las opciones de los laboristas esta semana está la confirmación de que el Reino Unido ha salido de la recesión. La economía británica creció un 0,3% en el último cuarto de 2009, una cifra un poco mejor que la esperada del 0,1% y que deja a Brown y su ministro de Finanzas, Alistair Darling, en buen lugar.

David Cameron, el líder Tory, no parece estar haciendo los deberes. Su partido ha perdido 24 puntos de distancia desde el invierno pasado. Hoy ha recurrido al patriotismo para reclamar el voto en el Spring Forum de Brighton.

“It is an election we have a patriotic duty to win because this country is in a complete and utter mess, and we have to sort it out.”

Si a estas alturas tiene que tirar de la bandera para mostrar su compromiso, mal van. Como dice Martin Ivens en su columna del Sunday Times, “If Labour is so terrible, why are you doing so badly?”.

, , , , , , ,

1 comentario

A %d blogueros les gusta esto: