El dinero de Gadafi y el dinero de la Mafia

Maurizio Crozza, es otro de los pocos personajes que te encuentras por la televisión italiana y merece la pena ver. En su monólogo de ayer en Ballarò, uno de los programas a los que Berlusconi suele apedrear a llamadas, hizo una reflexión exagerada, pero que define perfectamente el sistema político y económico de Italia: “Eni, Unicredit, el gas, la Juve… La mitad de la economía está en manos de un dictador que dispara contra las masas… Menos mal que la otra mitad está en manos de la Mafia, que dispara uno a uno”.

Hoy Il Fatto Quotidiano entrevista a Luca Bizzarri, uno de los presentadores del 61 Festival de San Remo, en la que cuenta que aceptó participar en la gala sin contrato para esquivar la censura de la Rai. Antes que él lo han hecho otros. Mientras el mundo entero se ríe de Italia por su primer ministro, si a los propios italianos les quitan el derecho a reírse de sí mismos, ¿qué les quedará?

Anuncios

El prostíbulo televisivo de Berlusconi

Como ya hiciera con Ballarò en noviembre y volviera a intentarlo la semana pasada, Berlusconi volvió a llamar ayer a un programa de televisión en el que no le gusta lo que se dice. Esta vez le tocó a L’Infidele de Gad Lerner. Además de otras barbaridades, Il Cavaliere llamó a su programa “prostíbulo televisivo”. Está tan ocupado de ver lo que se dice de él en otros canales que no debe sintonizar mucho ni Mediaset ni Canale 5. Hay una cosa que le diferencia de Bin Laden. Éste no llama a Fox News para quejarse.