Entradas etiquetadas como angelino alfano

No estaba muerto, estaba de parranda

Inmediatamente después del recuento de votos de las elecciones administrativas [6 y 7 de mayo], el presidente Berlusconi y yo presentaremos la novedad más grande que se haya dado en la política italiana y que con toda probabilidad cambiará el curso de la política italiana de los próximos años.

Esto irá acompañado de la campaña más novedosa que haya habido en la política italiana desde el salto al campo del presidente Silvio Berlusconi.

Si el destino de los moderados italianos dependiera de una reunión de Fini, Casini y Rutelli en el despacho del presidente de la Cámara [Gianfranco Fini] no creo que sería un gran destino. Con todo el respeto para ellos, ese despacho no huele a aire fresco.

Angelino Alfano [AKA El delfín] dejó ayer patidifusos a los italianos con su anuncio. Il Cavaliere Silvio Berlusconi no está muerto, sino que está trabajando en algo novedoso que cambiará “el curso de la política italiana”. Miedo da. Ya lo hizo una vez en el 94 y todos sabemos cómo acabó la aventura.

Dos apuntes

a) El misterioso anuncio llega después de que el conocido como Terzo Polo, formado por la Unión de Centro de Pierferdinando Casini; Futuro y Libertad de Gianfranco Fini; y Alianza por Italia de Francesco Rutelli, adelantara que se acerca el momento de crear el Partido de la Nación, una formación que tiene toda la pinta de ser prima hermana de la Democracia Cristiana de la I República. Entre los directores de orquesta es muy posible que haya algunos de los técnicos que hoy gobiernan Italia sin haber sido elegidos en las urnas.

b) Berlusconi, el mismo día que Mario Monti aceptó el cargo ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, ya dijo que no se rendía y que empezaría a preparar la campaña electoral con un gran proyecto a través de internet.

Unos trajes de monja

Casi todos habréis visto ayer las declaraciones de Berlusconi después de asistir al juicio por el caso Ruby (la primera vez en un año y catorce días que lleva abierto el proceso).

Esas en las que decía que “las mujeres son exhibicionistas por naturaleza”, que en Arcore las jóvenes se disfrazaban pero para hacer “concursos de burlesque“, que el cree “no haber hablado nunca de nieta de Mubarak, sino de pariente” y que los trajes de monja se los había regalado Gadafi, aunque no eran de monja monja.

“Me los mandó en un container sin decirme lo que había dentro. Son negros, largos, con joyas, por lo tanto, no de monja, sino de su harem”.

Tres conclusiones

Berlusconi no estaba muerto, estaba de parranda (y lo estará: “Lo voy a seguir haciendo”, dijo ayer). Y seguramente estaba de parranda con un especialista en SEO trabajando en un asalto a internet visto que las televisiones se le están quedando un poco démodé.

Si Ruby, Nicole Minetti, o las gemelas De Vivo, son especialistas en SEO, eso sí que sería la mayor novedad que ha visto la política italiana en toda su historia. Mucho más que el cásting para las elecciones al Parlamento Europeo de 2009. No tengo dudas.

Lo mismo Il Cavaliere está pensando cambiar la Constitución e imponer competiciones de burlesque para sustituir a las elecciones tradicionales. El efecto sería bueno para los partidos, que ya están acostumbrados a travestirse de lo primero que les convenga, y malo para Monti, al que le veo disfrazado de político, pero no de Gadafi.

Una postdata

Es una pena que esto no lo hayan anunciado antes. Me vuelvo a vivir a Madrid “inmediatamente después del recuento de votos de las elecciones administrativas”. Justo cuando la cosa iba a ponerse divertida otra vez. Peccato!

Anuncios

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Han sido los de siempre

Si después de 21 procesos judiciales Silvio Berlusconi sigue en política, obviamente no iba a dimitir por perder unas elecciones municipales. Ayer por la noche volvió a dar una clase magistral de berlusconismo. Nombró heredero al trono (al suyo porque él aspira al de la presidencia de la República) al ministro de Justicia Angelino Alfano, y en lugar de decir qué ha hecho mal durante la campaña, le echó la culpa de la debacle electoral a los de siempre: los medios, los jueces y la izquierda.

Y por una vez acertó con uno de los culpables. Del mismo modo que la izquierda ha revivido a Berlusconi cada vez que ha estado a punto de caer en estos 17 años, ahora es Berlusconi el que con su actitud (que por otra parte no ha cambiado nunca) ha revivido una izquierda que parecía muerta. No hay que subestimar el efecto de las municipales: la gente y la oposición han visto que se le puede ganar. Pero son expertos en resucitar al muerto, así que si han aprendido algo, de lo que se trata ahora es de dejarle que acabe ahogándose solo.

]

————–

Anoche estuve viendo la última película sobre el personaje, Silvio Forever, de Roberto Faenza y Filippo Macelloni. Se estrenó hace unos dos meses en Italia. Había estado prohibido hasta entonces porque, versión oficial, aparecía su madre.

, , , , , , , ,

Deja un comentario

El bueno, el feo y el malo

El bueno: Roberto Maroni (en el centro), ministro de Interior. No es que sea bueno, sino que me recuerda a un personaje de dibujos animados. Bueno, a dos. Es un ministro cabreado aunque no lo parezca. Cabreado porque, como miembro de la Liga Norte, cree que la participación de Italia en la acción-humanitaria-de-rescate-liberadora del pueblo libio, provocará una llegada desproporcionada de inmigrantes. Como si no se hubiera producido ya. Desde enero, según los datos de su ministerio, han llegado a Italia 15.000 magrebíes, la mayor parte tunecinos. Hoy en Lampedusa hay 5.000, los mismos que habitantes.

El feo: Ignazio la Russa (izquierda), ministro de Defensa. Aunque tenga más cara de malo que de feo, también me tiene cierto aire a otro personaje de ficción. Es un ministro encantado con la guerra.  Principalmente por dos motivos. Cree que la participación de Italia en Libia sirve para eliminar por la vía rápida las críticas por los coqueteos de Berlusconi con Gadafi y para recuperar la imagen del país en Europa después del escándalo Ruby. El partido de ‘el bueno’ le ha obligado a contener sus emociones por aquello de las invasiones bárbaras.

El malo: a pesar de su nombre. Angelino Alfano (derecha), ministro de Justicia. Es el artífice de las mil y una leyes ad personam de Berlusconi más recientes. No pintaba nada en la rueda de prensa. Pero como Il Cavaliere tenía un juicio y no fue, decidieron meterle allí de relleno por si alguien preguntaba.

———–

Italia aprobó la resolución 1973 de la ONU el viernes pasado y prestó siete bases aéreas a los aliados y ocho cazas para bombardear Libia. Berlusconi ha intentado, con entusiastas como La Russa, borrar de la memoria de los italianos sus trapicheos con Gadafi. Pero tiene un problema. La Liga Norte no está de acuerdo porque además de separatista, es el partido más racista en Italia. Y la Liga Norte hoy es el Gobierno de Italia. Porque si no fuera por Umberto Bossi, Il Cavaliere no sería ya primer ministro (y se vería obligado a acudir a sus juicios) ¿Cuál es el juego? Vender en Italia que esto es una acción humanitaria para acabar con el sátrapa de Gadafi (hoy sí, ayer no), mientras que en Bruselas, el ministro de Exteriores Franco Frattini advierte a sus aliados de que si no se le pasa el mando de las operaciones a la OTAN, Italia recuperará el control de sus bases. Si alguien piensa a estas alturas que Berlusconi está preocupado por el dinero que invierte Libia en la economía italiana es que conoce muy poco al personaje. Berlusconi se preocupa de sí mismo. Y en este caso, para su bienestar, se preocupa de que la Liga esté tranquila.

, , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: