Conversaciones de taberna

No contento con el dinero que le va a costar a la Rai la maratón de telediarios del viernes, anoche Berlusconi se pasó por el bar de su amigo Bruno Vespa. La escena me recordó a la bodega de Agapito, en mi pueblo, después de un día de caza. Con unas cuantas perdices atadas al cinturón y los galgos por allí rondando, los cazadores arreglan el mundo entre tragos de la bota de vino y trozos de queso.

Al plató de Vespa le falta eso, una bota de vino. O quizá una mesa de madera, un mantel de papel, unas fichas de dominó y una copa de anís. Así las conversaciones estarían rodeadas del ambiente adecuado. Berlusconi, más que de cazador, iba de alcalde. O de terrateniente. Habló de mozas, de rojos y de las habladurías y conspiraciones contra él. Lo típico, diréis. Desgraciadamente sí.

———-

De las mozas

– B: Hice una llamada a un funcionario de la comisaría para obtener una información y me acusan de abuso de poder y el Parlamento discute de esto.

– V: Pero cómo se le ocurre llamar a usted, el presidente del Consejo, a un funcionario. ¿No podía hacer que llamara el jefe de la Policía, Bonaiuti, mi tío…?

– B: Ahora llamaré al nuevo Gobierno de Egipto para decirles que se están tratando a Mubarak de manera indecente y pediré la excarcelación de Mubarak asumiendo que es el tío* de Ruby […] Yo soy una persona que ayuda a las personas en peligro, lo habría hecho incluso por Rosy Bindi.

* De Ruby se hablaba en Italia como la nipote de Mubarak. Nipote es un término que se aplica tanto a sobrinos como a nietos y dada la edad de Ruby y la de Mubarak, todos los periodistas españoles optamos por traducirlo como nieta. Como la relación de parentesco no existe, creo que la historia no cambia mucho.

————-

De los rojos

– B: El señor De Magistris no tiene ninguna experiencia. Donde hizo el magistrado fue censurado, se le quitó la fución de fiscal, le cambiaron de sede… Es un incapaz total, un demagogo, uno que es guapo y que igual le gusta a las mujeres, sabe cómo exhibirse, pero no tiene ninguna sustancia […] Creo que no hay una persona con la cabeza sobre los hombros que pueda votar al señor De Magistris, si uno le vota que vaya a su casa, se mire al espejo y diga: soy un hombre o una mujer sin cerebro.

——————–

De las habladurías y los jueces

– V: Es cierto que hay muchos programas que no le quieren y lo demuestran todos los días, pero digamos que cinco telediarios están con usted. A propósito de esto, sobre esta fantástica ronda en los cinco telediarios, ¿es verdad que usted quería hacer sólo dos pero que los directores se peleaban? Eso ha sido un error suyo, presidente.

– B: No, en todo caso ha sido una cortesía por mi parte.

– V: Ha salido cara la cortesía, ¿no?

– B: Veámos, el señor Veltroni dice que es gravísimo que el líder del centroderecha no haga declaraciones a cinco días de las elecciones. Zaccharia, exdirector de la Rai, lo mismo. Hablo con Paolo Bonaiuti, que es mi jefe de prensa, y le digo que no me ha buscado ninguna entrevista y que yo, como siempre, estoy dispuesto a hablar con los periodistas. Habla con el director del Tg1 y quedamos en que mandan a un periodista a las cuatro. La noticia del Tg1 circula y el Tg5 llama inmediatamente. El director estaba furioso y habla con Bonaiuti diciéndole que cómo le damos una entrevista al Tg1 y no a ellos, que si son los parientes pobres. Y yo digo: lo hacemos mañana. Me responde: No. Parecía que estuviera pasando algo terrible.  Después de ellos nos han pedido otras seis entrevistas más […] Ninguno aceptaba que un telediario sacara una entrevista con el presidente Berlusconi antes que el otro y luego dicen que la culpa es mía.

– V: Sí, pero ahora hay que pagar una multa de 258.000 euros [son 358.000. 258.000 el Tg1 y 100.000 El Tg2, ambos de la Rai]

– B: No, yo ceo que no la pagaréis porque la decisión de la Agcom es una locura. Hay un sistema absurdo que se llama par conditio por la que un partido que tiene el 1% tiene que tener durante la campaña electoral los mismos minutos en televisión que otro que tiene el 30%. Esto no pasa en ninguna otra democracia en el mundo.

– V: Eso se aplica a otro tipo de transmisiones. La multa es porque dicen que usted estaba haciendo campaña en los telediarios.

– B: […] Lo que ha pasado es que la Agcom llevó la decisión a una comisión en la que hay tres miembros de la izquierda y uno de la derecha. ¿Cómo puede haber justicia en una comisión donde hay una impar conditio? Esto pasa también con otras entidades importantes que deberían ser de garantía en nuestro país, pero que en realidad son órganos desequilibrados políticamente, que se convierten en órganos políticos y que imponen la ley del más fuerte dependiendo si juzgan a un amigo o a un enemigo político.

————-

¿Cómo terminará todo esto? El domingo y el lunes se celebra la segunda vuelta de las elecciones municipales en Milán y Nápoles. Si Berlusconi pierde Milán se lo comerá Bossi, la oposición o su propio partido. Si gana, esto no terminará nunca.

Anuncios

, , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: