Reflexiones romanas

I. Los tifossi muertos tienen sus altares urbanos en forma de carteles conmemorativos y pintadas en las paredes con sus correspondientes símbolos fascistas. Quizá si esos tifossi no se hubieran sentido identificados con esos símbolos, hoy no tendrían altares. Estarían vivos.

II. El metro de Roma cumple cuatro reglas universales.

a) A las ocho de la mañana siempre hay alguien al que le ha abandonado el desodorante

b) La gente que va de pie lee el periódico sin darse cuenta de que está ocupando tres sitios más.

c) Leer el periódico sentado implica que las dos personas que llevas al lado lean el periódico contigo.

d) El culo de las compañeras de viaje es un motivo de distracción recurrente para todos los hombres del mundo.

III. Si los políticos italianos dejaran de gritarse y comenzaran a hablar, quizá algo podría cambiar en este país. Bueno, solo si el genio de la lámpara maravillosa hiciera desaparecer a Berlusconi.

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: