Los ‘tories’ no consiguen rematar a Brown

Hace un año parecía que estaba hecho. Pero a menos de mes y medio para las elecciones generales en Reino Unido, a los conservadores de David Cameron no les salen las cuentas para acabar con 13 años de gobiernos laboristas. La diferencia entre ambos partidos se ha ajustado tanto según las últimas previsiones, que el empate parece inevitable.

Lo más negro para el Partido Conservador es que, dándose esta situación, el primer ministro, Gordon Brown, tiene muchas posibilidades de permanecer en el poder. Ya sea con un gobierno en minoría o de coalición con los Liberal Demócratas.

La clave para romper las diferencias está en las circunscripciones marginales. En ellas, un incremento mínimo de los votos a favor de uno u otro partido, puede traducirse en una victoria global. El sistema electoral en Reino Unido es tan particular que permite gobernar no al partido que más votos obtiene, sino el que más diputados consigue en las 650 circunscripciones del país.

Seguir leyendo en Público.es

Anuncios

, , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: